Proyecto "Hinojos"

Datos sobre el Proyecto:

Fecha de inicio del Proyecto: 8 de marzo de 2005.

Periodo de ejecución: continúa vigente.

Fuentes de financiación hasta la fecha: Associated Producers (Toronto, Canadá), Ayuntamiento de Hinojos (Huelva), Deutsches Zentrum für Luft- und Raumfahrt (DLR) (Braunschweig, Alemania), Estación Biológica de Doñana, Fundación Caja de Madrid, Fundación Doñana 21 y Fundación FUHEM (Madrid).

Tabs group

Presentación

Justificación y objetivos:

Hasta la creación del Parque Nacional de Doñana en la década de 1960, la zona había estado habitada durante siglos por una comunidad humana adaptada al aprovechamiento de los muchos recursos que facilita el medio marismeño y el cercano litoral.  A comienzos del siglo XX, la construcción del palacio de la Marismilla, próximo a la desembocadura del Guadalquivir, tuvo por efecto inesperado el descubrimiento de los restos de un poblamiento más antiguo aún: el del yacimiento arqueológico de El Cerro del Trigo, de los siglos II a VI de nuestra era.  Unos años más tarde, en la década de 1920, el arqueólogo anglo-francés George Bonsor y el filólogo alemán Adolf Schulten excavaron este yacimiento pensando que bajo los restos romanos hallarían los de la capital del reino de Tartessos.  Aunque las excavaciones no dieron con la célebre ciudad, pusieron de manifiesto un asentamiento notable en Doñana en el periodo romano y alentarían proyectos arqueológicos comparables sobre Tartessos en la cuenca baja del Guadalquivir.  Además, el proyecto de Schulten y Bonsor reveló indicios de un poblamiento humano más remoto todavía, de la prehistoria, y señales de una subsidencia general del terreno próximo a la desembocadura del río.

El Espacio Natural de Doñana ha sido, en efecto, escenario de procesos geomorfológicos de duración relativamente rápida que tienen un gran interés científico, comparables a los que generan en otras zonas del planeta las fluctuaciones climáticas y las fuerzas tectónicas.  El pluridisciplinar Proyecto Hinojos ha puesto en valor para la ciencia estas condiciones en Doñana a la luz de sus propios resultados, obtenidos en dos fases hasta ahora: 2005-2008 y 2009-2015. Se trata, por un lado, de datos de poblamiento y tradiciones culturales que se remontan al menos al Neolítico y, por otro, de signos claros de una rápida dinámica geomorfológica entre procesos sedimentarios aluviales y subsidencia del terreno que es interrumpida periódicamente por episodios erosivos de origen oceánico de alta energía (v. g., tsunamis).  Entre una y otra variable (las transformaciones geomorfológicas y los desarrollos culturales) la correlación fue muy estrecha, hasta el punto de arrojar nueva luz sobre viejos problemas históricos como los suscitados por el reino prerromano de Tartessos. Tales resultados del proyecto Hinojos son consistentes con los de estudios del litoral suroeste peninsular llevados a cabo desde 1970, pero contradicen los supuestos paleo-geográficos sobre los que descansa la mayoría de las reconstrucciones arqueológicas hechas para la zona del bajo Guadalquivir para tiempos prehistóricos y protohistóricos.

Desde una perspectiva más general, el Proyecto Hinojos tiene como objetivo el de ayudar a formular una teoría o modelo sobre el origen y la dinámica estructural de la desigualdad social y el Estado en la producción cultural de la humanidad a través del estudio comparativo de casos tomados de la etnohistoria y la arqueología de la América indígena, así como de la prehistoria e historia antigua de los países de Europa Occidental, la cuenca del Mediterráneo y el Próximo Oriente.  Aunque este empeño no es nuevo, pues cuenta con precedentes en la centenaria historia de la antropología comparada, sí pueden serlo sus resultados, habida cuenta del progreso acumulado en el conocimiento de los casos considerados y del desarrollo alcanzado en la teoría y los métodos apropiados para tal objetivo general.